La adivinación por medio de los granos de maíz.

El arte adivinatorio, esencialmente la lectura de señales, ha interesado a todos los pueblos del mundo, y cada uno ha utilizado los recursos que tiene a la mano para pronosticar (o “pre-ver”, diría Platón), los asuntos que le atañen. Es lógico que el maíz, alimento fundamental de los mesoamericanos y considerado un ente sagrado (sólo los hombres del cuarto sol fueron dignos de comerlo) fuera estimado como un objeto propicio para adivinar cuestiones de salud y dar pronósticos de acontecimientos futuros en la cosmovisión mexica. More…