El arte en general, y tal vez en particular el cine, se ha probado como un vehículo idóneo para explorar los márgenes del mundo material, y alcanzar aquellos mundos que yacen un paso más allá.

Y para muestra de lo anterior basta con encontrarnos ante ciertas obras de directores como De Palma, David Lynch, David Cronenberg o incluso Tarkovsky, y dejarnos guiar por ellos a las periferias de la mente. More…